mujer holistica

Catalina Droguett:  una mujer sustentable

Catalina Droguett es una periodista chilena, dedicada a fomentar el auto cuidado y la sustentabilidad como estilo de vida, desde su programa de radio y televisión Chile Sustentable, y su proyecto Mujer Sustentable.

Su propio proceso le ha demostrado que la vida puede ser una ventana a múltiples posibilidades cuando se trabaja en cumplir los sueños. Con esa misma pasión, Catalina comparte sus valores con una gran audiencia que se expande a toda América Latina.

Por Karen Rodríguez.

CATA_01.jpg

Madre, mujer sustentable y espiritual, ha recorrido un camino enriquecedor que hoy comparte con nosotras, inspirándonos a cambiar el paradigma social desde nuestra propia realidad.

Catalina cuéntanos de tus inicios en el periodismo. ¿Cuál fue tu primera motivación para vincularte con la lucha social?

Mi historia nace en un lugar de Chile donde mis padres, como se dice en Chile, se sacaban la mugre, se esforzaban mucho para sacar adelante a la familia y siempre tuvimos dos cosas básicas en la vida, mucho amor y mucha música, dos cosas  que hacen que la vida sea mucho más linda, independientemente de las condiciones económicas que se tengan.

En esos años, estudiar en Chile una carrera universitaria era un lujo, al igual que ahora, pero mis padres se esforzaron en darnos la mejor educación que podían y también nos expresaron que cuando uno quiere algo debe soñarlo, decretarlo y ahí va a estar.

Yo soy una convencida de eso en la vida, a pesar que en mi pasado me decían que esa carrera no era para mí, para una persona con mi origen, y la verdad que yo quise siempre ser periodista, o comunicadora más que  periodista, siempre tuve la capacidad ejercerlo, fíjate que hoy por hoy hago muchas plataformas propias porque el periodismo tiene muchas formas de expresión.

El proceso no fue sencillo, tuve que trabajar para estudiar, no había de otra, lo que me hacía vivir una vida distinta a la de mis compañeros, pero finalmente logré estudiar. Ya en mi penúltimo año tenía un programa de radio y me iba muy bien, desde ahí comienza mi proceso en el periodismo, que luego se transforma por mis distintos pasos en lo espiritual, decido dar un vuelco a un periodismo de consciencia, cuyo foco está puesto en la mirada sustentable del  planeta, del ser humano, en la mirada sustentable de uno mismo porque la ecología, para mí, parte desde una.

¿Te resulta complejo equilibrar tu desempeño con el trabajo y la familia?

Pienso que hay espacio para todo, lo importante es que uno sepa organizarse, además hoy día las herramientas que tenemos a disposición nos permiten hacer las cosas de una manera más eficiente, más inteligente.

Con todo lo que ha ocurrido con la pandemia creo que muchas personas se están dando cuenta de que se puede trabajar desde casa, el teletrabajo es una herramienta que funciona bien, lo cual no me genera ningún conflicto con el tema de los tiempos porque además tengo una red de apoyo que constantemente me sostiene para poder cumplir con todos mis objetivos y desafíos dentro de Chile Sustentable y Mujer Sustentable.

¿En qué consiste Mujer Sustentable y qué ha sido lo más retador de ese proyecto?

El foco puntual de “Comunidad Mujer Sustentable” es construir un mundo más consciente y sustentable. Partimos como una pequeña comunidad pero hoy somos más de 15 mil mujeres.

Es un proyecto que nace sin muchas pretensiones y a raíz de un proceso personal muy doloroso, el cual me hizo entender que es muy necesario en la vida sentirte apoyada, que te escuchen, poder conversar, empezando porque nadie puede hacer todo solo, por lo cual construimos una red social.

Queremos ser mujeres felices y hacer todo lo mejor posible, en nuestra comunidad el foco puntual es el apoyo a otras comunidades de mujeres para hacer colaboraciones en nuestro ámbito, en la construcción de un mundo más consciente y sustentable.

En muchos términos, la sociedad está muy en deuda con nosotras, en términos  de auto cuidado, de autoestima, de ecología personal, y es ahí donde por inspiración se me ocurre generar una comunidad donde las mujeres podamos conversar sobre nuestros dolores primeramente. Reunirnos y establecer lazos de colaboración, que además de trabajar en esta red colaborativa, se entienda que es de extrema urgencia el cuidado y la protección de nuestra madre tierra, que vincula a todos los aspectos de nuestra vida como mujeres y como seres espirituales.

Finalmente, construir una comunidad con estas características ha sido muy desafiante, motivar no es fácil, reunir y convocar tampoco lo es, esto nace de una manera muy artesanal desde la humanidad y de procesos de dolor, lo que después se convierte en un gran grupo en el que hay que generar una energía para que se siga existiendo, energía vinculada a que la comunidad primero tenga corazón, una comunidad debe tener un propósito, que se construye en la medida en que quienes la organizan la van viviendo día a día, es un desafío diario llevarla a cabo y generar los objetivos a largo plazo.

¿Cuáles crees que han sido los pilares fundamentales de tu crecimiento, aprendizaje y éxito en los proyectos más visibles como Mujer y Chile sustentable?

Creo que hay pilares que te ayudan a enfrentar los desafíos que conlleva la vida, y que son claves partiendo del amor, creo que amar y ser amado es fundamental, eso es un motor, siento que es como la espinaca de Popeye, es energía vital y lo que te hace sentir humana. Por otra parte, el lado espiritual, creo que una debe desarrollar su espiritualidad y tomar un camino que te conduzca a eso porque es un tremendo soporte para cuando las cosas no van bien.

Cuando vienen momentos de frustración, de ansiedad, como seres humanos venimos a evolucionar a ser mejores personas y la guía espiritual para mí es clave, tengo en mi vida muchos maestros y maestras que me han ayudado a pasar distintos procesos personales.

Como tercer pilar, considero que creer es clave, que las cosas van a pasar, creer y decretar para tu vida cosas buenas, sentir que eres merecedora de que ocurran esas cosas buenas en tu vida también es un pilar fundamental, porque tú tienes que ser tu principal inversor, invertir en ti misma antes de que inviertan otros en ti y creer en lo que quieres lograr, generar el sueño, simplemente porque lo merecemos, a pesar de venir de una cultura muy del dolor y en la que cuesta ganarse las cosas.

Creo que el universo es muy bondadoso aquí alrededor nuestro. Finalmente, como cuarto pilar la gratitud es ley, hay que agradecer todo lo que tenemos a diario.

¿Cómo evalúas la situación ambiental en la actualidad?

Hablo desde lo que he vivido, no tengo una formación científica pero me conecto muchísimo con las personas, leo mucho, estoy al tanto de lo que emiten las fuentes oficiales sobre el ambiente y creo que hoy día estamos en un momento neurálgico. Siento que la falta de consciencia que hemos tenido como seres humanos en un modelo de consumo depredador, de explotación de recursos naturales que no es sostenible, en un modelo de éxito en el cual el consumo y el dinero están antes de ser humanos, es un modelo que realmente no resiste análisis y no resiste más tiempo.

Parte de las oportunidades que nos ha traído esta pandemia de Covid-19 es darnos cuenta de que necesitamos un cambio como humanidad, de cuan vulnerables somos y ojalá que eso nos deje una cuota de humildad porque hemos creído que somos dueños del planeta Tierra y que todo nos pertenece, tomando con irrespeto todo lo que la madre tierra nos ofrece y eso nos está pasando la cuenta.

La deforestación y los incendios en el Amazonas, son reflejo de la enfermedad y el daño que hemos hecho a nuestro planeta, por ende, la situación es de urgencia, esta es una pandemia que convive con nosotros a diario en el país que estemos, sumando a eso que las mujeres y los niños somos los más vulnerables a la crisis climática, esa es parte de la misión de cuestionar y preguntarnos en qué planeta queremos vivir.

Siento que este retorno post Covid es clave, un retorno con una visión sostenible, con visión de una economía ética, del bien común, las cosas se pueden hacer bien, la información está para hacer las cosas de manera correcta, por ende, siempre hago un llamado desde nuestra comunidad a ejercer nuestro poder como ciudadanía.

Existen dos grandes poderes: el voto por el que se eligen autoridades que están en la responsabilidad de llevar a cabo el desarrollo y el cuidado sostenible del planeta, y segundo el consumo, debes premiar con tu consumo a empresas que efectivamente incorporen la sustentabilidad de sus procesos productivos, creo que a diario se debe mantener una actitud consciente en relación a eso.

¿Cuáles son tus lecturas en función de tu crecimiento?

Me encanta leer, siempre tengo una lectura pendiente pero para mí, clásicos: Louise Hay, es una norteamericana que ya no está en este plano pero para mí es una lectura obligada que todo ser humano debiera leer, también recomiendo Deepak Chopra y a Greta Thunberg.

¿Cuáles son tus proyectos a futuro?

Mi proyecto más inmediato es ser feliz, es hacer lo que me gusta, es disfrutar mi vida en el día a día, disfrutar a mí misma, porque muchos años me encontré, que muy gorda, que muy flaca, que muy rubia y, lamentablemente, las mujeres perdemos mucha energía en esas cosas, entonces mi primer proyecto es mucho auto cuidado y ecología personal.

En cuanto a lo laboral se extiende a Latinoamérica, porque veo una necesidad de motivar desde la visión sustentable del planeta, veo que no es una necesidad solamente en mi país creo que toda la Latinoamérica adolece de este tema, por lo que tenemos que hacer una mayor cantidad de convocatorias y  actividades en función de eso, eso es lo que se viene dentro de mis proyectos principales.

¿Cuál es tu mensaje para las mujeres holísticas para seguir en su proceso de ser autosustentables?

El mensaje que daré es desde mi verdad y al que le resuene muy bien, y al que no, lo deje ir. Básicamente, es que cada mujer de la comunidad holística entienda que ella en si misma es su propio planeta, cada mujer en si misma tiene su tierra, su agua, su aire y su fuego.

Quisiera que cada una comprendiera el autoconocimiento y, desde la espiritualidad, trabajar esos cuatro aspectos porque en la medida que tu estás bien alineada, en bienestar vas a poder lograr alcanzar el sueño que tu tengas.